concurso de inteligencia

Hubo un concurso mundial de inteligencia en que los participantes eran niños y niñas de menos de un año de nacidos. Después de largas eliminatorias quedaron como finalistas tres bebés: Archibald, el inglesito; Finette, la francesita, y Pepito, el pequeño mexicano. El presidente del jurado le hace la pregunta final al representante de la Gran Bretaña: “Dinos, Archie: ¿eres niño o niña?”. Sin vacilar contesta el bebé: “Soy niño”. Inquiere el sinodal: “¿Cómo lo sabes?”. Con voz segura explica el pequeñín: “Porque mis calcetincitos son azules; azul Eton, por cierto”.
El examinador se vuelve hacia Finette y le hace la misma pregunta: “¿Eres niño o niña?”. “Soy niña” –responde con prontitud la chiquitina. “¿Cómo lo sabes?”. “Porque mis calcetitas son color de rosa, como ‘La vie en rose’ la canción que cantaba Edith Piaf”.
El presidente del jurado se dirige entonces a Pepito y le repite la interrogación: “¿Eres niño o niña?”.
En tono bravío contesta el mexicanito: “Soy niño. Muy niño”
. El sinodal, extrañado, le pregunta: “¿Cómo sabes que eres niño, y por qué dices, además, que eres muy niño?”.
Con voz firme responde Pepito: “Porque mis éstos son tan grandes que no me dejan ver de qué color son mis calcetincitos
 

Chiranto

Active User
Cosas de niños..jajaja. Gracias amigo.
 
Arriba