Bebé xenomorfo asoma sus pies a través del útero de su mamá

extra_large-1482496179-cover-image.jpg


Un estudio de caso médico publicado recientemente cuenta la historia de un embarazo extrañamente comparable al nacimiento de un xenomorfo en Alien (aunque menos mortal). Un feto logró sacar parte de su cuerpo a través de la pared del útero de su madre y vivió para balbucear sobre ello, según un informe del New England Journal of Medicine.

Se trataba de una mujer de 33 años que tenía 22 semanas de embarazo. Aunque parecía no tener síntomas a primera vista, la ecografía de rutina detectó algo inesperado. Las imágenes de resonancia magnética posteriores mostraron que su pared uterina tenía una ruptura de 2,5 centímetros de largo (1 pulgada) y el saco amniótico se había herniado, dejando que el abdomen y las piernas del feto se asomaran.

La mujer fue tratada por médicos en el Hospital Universitario de Angers en Francia, quienes dijeron que nunca antes habían visto algo así. Había tenido cinco cesáreas anteriores. El tejido cicatricial de estos procedimientos no se encontró en el mismo lugar que esta nueva ruptura, sin embargo, se cree que las múltiples cesáreas han debilitado la pared uterina.

Este es un tipo de embarazo de ruptura. Se cree que afectan a menos de 5 de cada 1000 mujeres embarazadas que han tenido una cesárea anteriormente, y ese riesgo es notablemente más bajo para los embarazos por primera vez o para aquellas que no han tenido una cesárea anteriormente. Es un fenómeno increíblemente raro, pero que viene con una abrumadora lista de complicaciones potencialmente mortales.

Afortunadamente, en este caso, el parto fue notablemente sencillo. La madre dio a luz a un niño de 1,4 kilogramos (3 libras) por cesárea durante la semana 30 de embarazo. La rotura uterina de la madre y el gran amniocele fueron identificados y reparados mediante cirugía después del parto, y fue dada de alta del hospital cinco días después. Seis meses después y el niño está perfectamente en forma y saludable, independientemente de su comienzo de vida un poco extraño.

Fuente: IFLS
 
Arriba